Zerca! shots. La casa de…

Diseño y luz, así es la casa de un periodista e interiorista, Diego Guillén

Diego Guillén es una de esas personas que tienen un magnetismo especial y que transmiten pasión por lo que hacen. Periodista e interiorista, Diego ha hecho casi de todo a lo largo de su vida. Es un apasionado de la iluminación, le encanta cocinar, ha trabajado para firmas como Nestlé, puso vida a cinco piezas de Lladró en un libro, hizo la prueba para entrar a MasterChef… un hombre polifacético que vive en una casa luminosa y minimalista en Zaragoza que acabamos de visitar para compartirla con todos vosotros.  

“Vine a vivir aquí hace ya 11 años, de alquiler. Era un piso de obra, y me gustó porque la podía estrenar y ponerla a mi gusto. Empecé a decorarla sin saber cuánto tiempo pasaría aquí. Lo que sí que tenía claro es que quería muchos espacios de almacenaje, porque tengo muchos libros, recuerdos de viaje, piezas como el Perrito de Jeff Koons que me traje de Italia… Realmente, me gusta que la casa esté llena de cosas que forman parte de mí, que me recuerden pedazos de mi vida. Cuando me siento en el sofá y miro la librería, me transportó a esos momentos que me han hecho feliz, o me hacen recordar a la gente que me ha regalado esos objetos, y eso me parece muy bonito”, explica Diego Guillén mientras estamos sentados en el sofá de su casa.

Entre esos elementos que hacen que Diego recuerde momentos o personas, destacan piezas como unos caracoles de cristal de Murano que compraron sus padres durante la luna de miel, y que Diego se trajo aquí cuando se mudó a vivir aquí. O una colección de candelabros que dejó de comprar hace tiempo ante la imposibilidad de seguir almacenándolos, y que le gusta encender, porque cada uno de ellos le transporta al sitio donde los compró.

La iluminación, clave en casa de Diego Guillén

Además, en la casa de Diego, la iluminación es uno de esos elementos clave: “Para mí, la iluminación es muy importante porque es lo que he vivido siempre desde pequeñito. Mi padre dirigía una tienda muy grande de iluminación en Barcelona, y entonces, cuando vine a esta casa, cuidé mucho este aspecto”. 

La casa es práctica y funcional, con un estilo muy neutro en el que destacan el blanco y el negro, además de la presencia de cristal en elementos como la mesa de comedor, creada a medida, o las sillas de Kartell, que fascinan a Diego desde que era pequeñito. Con esa presencia de muebles transparentes, se consigue el efecto de dar mayor amplitud al espacio.

Leer entrevista completa en https://shots.zerca.com/casa-diego-guillen/